Image

Puerta H

Crecer con un balón de verdad
3 años atrás

Crecer con un balón de verdad

Vivimos en un mundo en el que lo digital es la nueva vida real. Pero hubo otra vida antes. La que nosotros vivimos. Cuando jugábamos a fútbol en el parque.

Admirado vecino
3 años atrás

Admirado vecino

por  •  Puerta H

Dos miradas de primera se cruzan en la misma ciudad, Barcelona, donde la cultura azulgrana y la blanquiazul sienten de un modo propio y muy distinto sus equipos. Unos se centran más en el juego, los otros en la grada. Ambos presumen de sus virtudes, pero los hay que envidian las del otro.

El soñador anónimo
3 años atrás

El soñador anónimo

El fútbol es capaz de cumplir sueños allá donde ruede un balón. Es el caso de Craig Harper.

Verano con Stefan
3 años atrás

Verano con Stefan

por  •  Puerta H

La infancia, lugar que cobija el amor a los colores. Stefan Schwarz y su participación en la Intertoto fueron uno de los recuerdos que forjaron mi fidelidad.

El ídolo al que nunca vi
3 años atrás

El ídolo al que nunca vi

Él es la razón de ser del equipo que soy y de llevar siempre el ’14’ a la espalda. La influencia que tuvo en mí un jugador al que no vi jugar es incalculable.

El momento más feliz de nuestras vidas
3 años atrás

El momento más feliz de nuestras vidas

por  •  Puerta H

Barro, compañerismo, periferia, lluvia, aprendizaje, campos de tierra, remontadas, goles y felicidad.

Viviendo para el fin de semana
3 años atrás

Viviendo para el fin de semana

por  •  Puerta H

El Northern Soul invadió las principales ciudades del norte de Inglaterra, con clubs repletos de jóvenes entusiastas bailando hasta que los primeros rayos de la mañana les recogiesen en la puerta. Los mods de Manchester, Blackpool, Stoke y Wigan cayeron bajo el hechizo de melodías alegres, letras tristes y de la pasión de una música que sigue todavía muy presente en todo el mundo.

Cuando no importa nada más
3 años atrás

Cuando no importa nada más

Hay infinitos métodos para evadirse del mundo, pero a él sólo le funcionaba lo de coger un balón e intentar no equivocarse demasiado.

Arriba