Sabes que el fútbol se ha modernizado verdaderamente cuando un equipo cuyo campo te coge a diez minutos de casa es comprado por un club chino. Los Crack’s, escuela de fútbol de San Antonio de Benagéber (Valencia), han cedido su primer equipo al Shangái Greenland Shenhua para asentar un equipo de su estructura formativa (el primer equipo quedó séptimo en la última Superliga china).

“Estuvieron aquí en pretemporada y se ve que les gustaron las instalaciones” comenta José Ángel González, anterior entrenador del ‘Amateur’ de los Crack’s. “Volvieron en diciembre, de la mano de unos representantes y con una oferta bajo el brazo. Tenían la idea de competir en España por un tiempo, como forma de medir su nivel. Esperan ascender a Preferente y luego ver cómo compiten” añade José Ángel. Por lo que cuentan, fue una decisión difícil pero la directiva decidió ceder su equipo ‘amateur’ al club chino y comenzó el baile de nombres en la Primera y la Segunda Regional Valenciana.

“En seguida se enteraron entrenadores de las categorías y comenzaron a llamarnos, la mayoría hemos encontrado equipo en otros clubs” dice Jordi Huerta, actual jugador del Godella CF. “El día 2 de enero antes de entrenar nos enteramos, nos lo contó el presidente. Llevaban varias semanas entrenando y en cuanto les aceptaron los transfer se pusieron a jugar ellos y nosotros nos tuvimos que ir” prosigue el lateral izquierdo. “Había muy buen ambiente entre nosotros, nuestro objetivo era subir a Preferente. La mayoría éramos gente de la escuela y llevábamos 10 o más años en el club, nos quedamos impactados y costó asimilarlo y ver qué hacíamos” confiesa Jordi.

Rubén Bisquert, en cambio, ha preferido no buscarse equipo: “No me he movido, no me encontraba con ganas de irme a un equipo a mitad de temporada. Tampoco tenía tiempo porque trabajo en Crack’s de entrenador y de preparador físico. Ahora entreno en el juvenil b y juego los lunes en una liga de empresa con algunos jugadores más del ‘amateur'” cuenta el futbolista. “Nos sorprendió porque nadie se lo esperaba, pero poco a poco fuimos asimilándolo. Cuando piensas en porque lo han hecho y la situación en la que estaban y la buena oferta que habrían recibido, la verdad es que incluso lo puedo llegar a entender en cierta medida porque esto es un negocio y ya sabemos que en el fútbol y los negocios el dinero es el que manda y si ellos que son los que llevan al club han decidido que eso es lo mejor respeto la decisión. Entendible” cuenta Rubén resignado.

“En el fútbol y en los negocios el dinero es el que manda” Rubén Bisquert, exjugador de los Crack’s

Tanto José Ángel como Rubén, Jordi y otros jugadores siguen trabajando en la escuela: “no tiene nada que ver el mundo profesional, semiprofesional o directamente ‘amateur’ que implica jugar en el ‘amateur’ con la formación que ellos tengan como entrenadores. Para ellos era una ayuda para poder jugar, pero si siguen entrenando es porque les gusta, están capacitados para ello, les gusta el contacto con los niños y tiene un compromiso adquirido con el club” relata José Ángel, entrenador del juvenil y coordinador de fútbol 8 de la escuela.

“Es complicado para Crack’s porque es una escuela que no tiene ningún ayuntamiento detrás” sigue José Ángel. “Al principio fue un palo porque muchos venían de la escuela, había un gran ambiente y estaban como en casa, pero cuando lo analizas en frío te das cuenta de que esto es fútbol y que a quien más y quien menos le han cesado por motivos económicos o de nivel o de lo que sea” relata el entrenador. “Aquí se han ido jugadores a probar suerte en otras categorías y cuando han vuelto les hemos recibido con los brazos abiertos. Al futbolista no le gusta que le pongan trabas cuando quiere salir de un club ni que, como en este caso, le echen” concluye José Ángel.

 

Foto: Crack's

Foto: Crack’s

El tiempo dirá si el equipo más chino del fútbol regional valenciano logra su objetivo. Shangái ha abrazado occidente en campos de césped artificial y por el momento han ganado los últimos cuatro partidos y se encuentran a dos puntos de la promoción de ascenso. Los rivales alucinan con cómo van los chinos, aunque quizás sea el efecto sorpresa y más tarde les cueste sumar de tres en tres.